¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Entérate?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Alertan sobre consumo de agua contaminada

  • Alertan sobre consumo de agua contaminada Foto: Cortesía
  • Alertan sobre consumo de agua contaminada Foto: Cortesía
  • Alertan sobre consumo de agua contaminada Foto: Cortesía
  • Alertan sobre consumo de agua contaminada Foto: Cortesía
  • Alertan sobre consumo de agua contaminada Foto: Cortesía


ico_clock
05 min 00 seg
Especial
En los últimos años se ha visto un incremento de más del 50 por ciento de negocios que dicen purificar, cuando muy pocos cumplen con la norma sanitaria de manejo de agua purificada en México.

Según el INEGI, en 2016 existían alrededor de 16 mil rellenadoras en todo el país, mientras que para 2021 se registran más de 24 mil. Sin embargo cada día nacen más negocios en todas las colonias sin ninguna regulación.

El Instituto Politécnico Nacional presentó un estudio en Ciudad de México de 111 envases de agua de rellenadoras, demostrando que el 70 por ciento de ellos están contaminados y el 50 por ciento tuvo contaminación de E. Coli (materia fecal).

Diversos estudios en varios estados del país muestran que el problema del agua contaminada es nacional y si no se tiene un correcto manejo y purificación de ella, puede causar enfermedades severas en la población y convertirse en un problema da salud pública.

Otro aspecto que ha incrementado son las enfermedades gastrointestinales en los hogares por el consumo del agua contaminada, proveniente de envases rellenados. Muchos estados del país no reciben en los hogares agua potable de calidad para que una simple filtración sea suficiente para un consumo seguro.

Un análisis de la Red Nacional de Medición de Calidad de Agua (Renameca) precisa que los pozos y ríos que se encuentran en Guanajuato, Nuevo León, Durango, Sonora, Nayarit, Hidalgo, Guerrero, San Luis Potosí, Michoacán, Veracruz, Aguascalientes, Baja California Sur, Estado de México, Morelos, Sinaloa, Campeche, Chihuahua, Colima, Querétaro, Puebla, Zacatecas, Tamaulipas, Jalisco, Baja California y Oaxaca tienen contaminación con metales pesados como el plomo o el mercurio, lo cual podría tener consecuencias severas cuando ingresan al cuerpo por ingesta directa o por alimentos contaminados, indica la Conagua.

Dan claridad sobre el tema
El maestro Juan Francisco Bustamante, presidente de la Asociación para la Correcta Hidratación, A. C., Agua en México, aborda los riesgos del consumo de agua contaminada en la población mexicana.

¿Cuál es la diferencia entre agua potable y agua purificada?
El agua que llega a nuestras casas es agua potable, pero no es apta para consumo humano sin riesgo de contraer enfermedades a corto plazo.

Para considerarse potable se trata con distintas sustancias que le permiten alcanzar ciertos estándares de calidad. Sin embargo, muchas veces puede contener sustancias en exceso que pueden ser nocivas para nuestra salud, como el cloro. Son infinitas las sustancias que podemos encontrar en el agua potable de red, como arsénico, cobre, hierro, plomo u otros metales pesados que pueden ser muy dañinos para nuestra salud.

El agua se considera purificada luego de un proceso que elimina o reduce las impurezas a niveles extremadamente bajos. Los tratamientos de purificación no incluyen ningún tipo de sustancias químicas que afectan la potabilidad del agua, pero eliminan todo tipo de sustancias nocivas dejando el agua totalmente pura, sin malos olores, sin bacterias y sin ningún tipo de sustancia química.

Contar con agua purificada y de calidad brinda infinidad de beneficios, ya que sin darnos cuenta el agua de nuestro grifo está en contacto con muchas de las cosas que consumimos a diario.

¿La mala calidad del agua es generalizada en todo México?
En todo el país se tienen graves problemas de contaminación del agua, por un mal manejo de deshecho en los hogares e industria y la misma contaminación del medio ambiente.

Hoy en día difícilmente podemos encontrar un caudal, río o pozo con agua que esté totalmente limpia y purificada para el consumo humano. Cada estado cuenta con características propias como dureza, salinidad, contaminación por metales, etc, con lo que es necesario un proceso estricto de purificación, para lograr agua segura y de calidad.

¿Cómo puedo saber que el agua que estoy comprando sí está realmente purificada?
Lo ideal es consumir agua natural siempre y cuando conozcamos su procedencia, con sellos de garantía y registro de calidad. Hoy encontramos muchos negocios que se dedican a rellenar envases de 20 litros o máquinas tipo vending, que no cuentan con un registro sanitario ni económico.

Cofepris, que es el organismo correspondiente para su vigilancia, no se da abasto para revisar el cumplimiento de la Norma 127 respecto a la calidad del agua. Si es necesario acudir a estos lugares, se tiene la obligación de mostrar registro y estudios bacteriológicos con un máximo de seis meses.

Otro de los problemas que existe es la venta de "agua pirata", es decir, estos mismos negocios de rellenadores adquieren envases de marca, los rellenan con agua de dudosa calidad y los venden como si fuera original, copiando incluso sellos de calidad y códigos de regulación.

Las personas deberán revisar bien antes de consumir cualquier agua. Los procesos para purificarla y que sea de calidad para una correcta hidratación no son cualquier cosa. Sumar gastos como renta, luz o pago de agua en un negocio de purificación, no puede traducirse en costos de entre ocho y 16 pesos para el consumidor.

Hablemos de hidratación. ¿Cuánto debe beber una persona adulta para estar bien hidratada?
Todo depende del peso, pero en un adulto promedio del mexicano se recomienda que sean ocho vasos de 300 ml al día. Esto es entre 2 y 2.5 litros de agua de calidad. Podría parecer mucho, pero si una persona se toma un vaso de agua cada dos horas, fácilmente puede cumplir la meta.

¿Cuáles son los riesgos de ingerir agua contaminada para la población?
Las enfermedades por consumir agua contaminada son muy amplias. Van desde diarrea y enfermedades gastrointestinales, cólera, fiebre tifoidea, hepatitis y deshidratación, hasta enfermedades hepáticas y cáncer de diversos tipos por consumo de metales pesados.

La OMS y UNICEF ven en el consumo de agua contaminada uno de los problemas más grandes de salud pública, que cuesta miles de vidas al año. En México mueren, anualmente, 95 mil niños menores de cinco años por esta causa.

¿Podemos sustituir el agua simple por agua de frutas o algún otro producto procesado?
El consumo de agua debe ser preferentemente simple, así no se le añaden azúcares adicionales al cuerpo. Pero si no es posible, recomendamos agua de fruta sin azúcar.
Hora de publicación: 13:29 hrs.




FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

NOTAS RELACIONADAS

Más de Entérate