Más de Mural
Frena Padilla regreso a clases por motivos políticos.- AMLO
¿Cuál sería la sanción para Checo si cambia de motor?
'Truena', otra vez, plataforma de citas para verificación
Mantiene UdeG decisión: Regreso a clases será virtual
Sorprende la actriz Vanessa Guzmán como fisicoculturista
Ellos tienen las pensiones más 'fifís' del Ipejal
Sube detección de positivos de Covid en el aeropuerto
CÚPULA: La hace larga
Cuando ardió la Zona Valles de Tlajomulco
¿Cómo terminaron los motores de Red Bull tras Hungría?
5 personajes icónicos de la publicidad
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Negocios?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Fuera máscaras

  • Foto: Archivo Editorial
ico_clock
03 min 30 seg
Álvaro García
En varios estados de nuestro país vecino han comenzado a retirar el requisito de utilizar en los centros de trabajo el cubrebocas, poniendo así fin al uso obligatorio de esta medida que por meses ha sido auxiliar en la prevención del contagio del virus SARS-COV-2.

Siendo Estados Unidos nuestro principal socio comercial y teniendo muchas empresas con operaciones en México su corporativo en dicho país, se torna posible que el efecto de estas medidas pueda comenzar pronto a tener eco en México. ¿Estamos listos para decirle adiós a los cubrebocas en esta fase de la pandemia?

El uso de mascarillas que cubren ya sea el rostro completo o solamente la nariz y boca, para proteger a su portador de la inhalación de posibles agentes nocivos para su salud, no es algo nuevo en las empresas, ni algo que surgió como resultado del Covid-19, sino que se trata de medidas preventivas que han existido por mucho tiempo para evitar la exposición a microorganismos que puedan dar lugar a enfermedades cuya transmisión puede darse por la vía respiratoria.

Los riesgos biológicos infecciosos han estado presentes en laboratorios y otros espacios de trabajo en los cuales los que ahí laboran han portado, desde hace muchos años, mascarillas o equipo de protección personal (EPP) para mitigar, o eliminar, el riesgo, según sea el caso. El gran reto para el mundo con el virus SARS-COV-2 ha sido que el riesgo al contagio no se quedó en los laboratorios o centros de salud que atienden a pacientes que desarrollaron la enfermedad, sino que salió de ahí, y no lo digo en sentido conspiratorio del origen del virus, sino en un sentido real: La ubicuidad del virus nos hizo a todos tomar medidas, en todos lados, especialmente en los espacios de trabajo.

En las empresas el uso de EPP ha sido parte de la cultura de prevención, la cual está fuertemente arraigada en diversas industrias, particularmente en la de manufactura o fabricación: soldadores u operadores de cabinas de pintura son un par de ejemplos de posiciones donde el uso de protección personal, que incluye las mascarillas, es parte de su normalidad. En otros sectores, como la industria médica, la de preparación de alimentos o empresas con cuartos limpios, el uso de mascarillas es parte también de lo cotidiano. Acaso ahora que vemos que los gobiernos relajan medidas, comenzaremos a ver renovados estándares de protección en el trabajo, que lo sigan haciendo obligatorio. La OSHA nos da primeras pistas.

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés), que depende del Departamento de Trabajo de Estados Unidos ha realizado diversas actualizaciones a su guía para mitigar y prevenir la propagación del Covid-19 en el lugar de trabajo. La Guía hace mención que el patrón esta obligado a evaluar los riesgos en las empresas y cuando exista necesidad de brindar protección respiratoria el uso de cubrebocas puede ser obligatorio. Otro documento que también puede servir de referencia para los patrones, ante el relajamiento de medidas en algunos estados, es el estándar de Enfermedades Transmisibles por Aerosoles (ATD) del estado de California (CAL/OSHA). Este estándar tiene como objetivo prevenir el desarrollo de enfermedades infecciosas en los trabajadores que podrían contagiarse por estar expuestos a la inhalación de aire que tiene la posibilidad de contener virus (incluido el SARS-COV-2). Si bien la norma ATD de CAL/OSHA solamente es obligatoria para ciertos centros de trabajo que brindan atención médica en el estado de California, ésta puede servir de orientación.

Indiscutiblemente estamos ante una nueva fase de la pandemia, que por un lado muestra señales de relajamiento de medidas y por el otro anuncia la llegada de nuevas variantes del virus, algunas de las cuales se prevé puedan ser de trasmisión más rápida.

Digamos adiós a los tapetes sanitizantes, pero mantengamos el uso en las empresas de las mascarillas.

@aagarcia_parga
Hora de publicación: 05:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS

Empresas paternalmente responsables
Hoy es cada vez más común que en los centros de trabajo los festejos del Día del Padre comiencen a tomar mayor notoriedad.
La cotidianidad post-vacunación
Gobiernos y empresas multinacionales actualizan protocolos y relajan medidas conforme el porcentaje de población vacunada aumenta.
Lecciones post-electorales
El país entero acaba de vivir un proceso electoral que contagió, en diversos sentidos, los ánimos de las personas.
Las empresas ante las elecciones
En nuestro país, y en el mundo, los procesos electorales se desarrollan cada vez más en medio de un ambiente polarizado.
Utilidades sin productividad
El proceso para el reparto de utilidades en México no se ha actualizado, rigiéndose aún bajo principios de hace 60 años.
La obligatoriedad de las vacunas
Conforme avanza la vacunación vemos que en naciones donde el porcentaje es alto, gradualmente se permite el retorno total de actividades.
Paz y castigo
El accidente del metro es un recordatorio de que toda decisión sobre medidas preventivas deberá privilegiar directrices técnicas.
La legitimación de Contratos Colectivos
La reforma a la Ley Federal del Trabajo trajo la más grande transformación en décadas a la normativa laboral en México.
Las organizaciones están listas. ¿Los ejecutivos?
Tan pronto arrancó la campaña de vacunación en México, muchas empresas rápidamente expresaron su interés en colaborar con el Gobierno.
La reactivación y los modelos híbridos
Firmas de RH señalan que tras un año de trabajo a distancia, no todos los trabajadores están dispuestos a retornar 100% a lo presencial.
La inminente reforma en materia de subcontratación
Después de meses, por fin avanzará el proceso legislativo con el objetivo de reformar diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo.
¿Adiós a las oficinas corporativas?
Muchas empresas y centros de trabajo no volverán a ser los mismos del pasado, en especial oficinas corporativas y centros de negocios.

Más de Economía

Aumentan reservas internacionales en 209 mdd
Renuentes por regresar
Logra más de 300 mdp crowdfunding inmobiliario
Destinará FMI 650 mmdd para enfrentar el Covid-19
Tiene Jalisco récord en remesas
Aumentan analistas a 6% expectativa de inflación
Sin recuperación 13 de 21 industrias en Jalisco
Dos precisiones sobre política económica
UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS