Más de OPINIÓN
Recibe en tu email las próximas
columnas de San Cadilla
1 mes
2 meses
3 meses

La Dominguera



San Cadilla
en MURAL

ico_clock
3 min


El ex portero que la rompió en la música
 
 
Arrancamos el mes del ex portero del Real Madrid que triunfó en la música.

Con España en Semifinales de la Eurocopa y con las redes sociales mostrando los clásicos memes de Julio Iglesias (Madrid, 1943) en esta etapa del año, es imposible no desempolvar la fugaz aventura de aquel chaval en el balompié.

El Real Madrid, su hogar. Julio José Iglesias de la Cueva, su nombre, y su preparación académica es licenciatura en derecho. Mientras estudiaba, formaba parte de las categorías inferiores de los Merengues.

Era un atleta de los pies a la cabeza que encaminaba sus esfuerzos a ser jugador profesional.

Su posición era la de portero y dicen sus compañeros, que no lo hacía nada mal. Su oportunidad llegó con el primer equipo para ser considerado el tercer arquero del club merengue.

 
 
CAMBIO DE PLANES
 
Cosas del destino, o como lo quieran llamar, en la víspera de cumplir 19 años, una noche de fiesta por un cumpleaños terminó en un trágico accidente que por poco le cuesta la vida.

Era el 22 de septiembre de 1962 cuando junto a un grupo de amigos perdieron el control del automóvil sobre la vía de Majadahonda, una comunidad de Madrid.

Julio sufrió graves lesiones en la espalda y en el tren inferior que pronosticaban las pocas posibilidades de volver a caminar.

"En estos momentos me resulta difícil mirar al pasado y recordar toda aquella etapa de mi vida. Para mí fue estupenda. Era joven, tenía toda la vida por delante y unas enormes ganas de vivir, que aún conservo, pero en otra medida. El mejor de mis recuerdos son mis amigos: Pirri, De Felipe, Amancio (ex jugadores del Madrid). Yo estaba en los juveniles, pero los grandes del primer equipo siempre se ocupaban de nosotros, nos echaban una manita y nos animaban a seguir luchando. El Real Madrid es como un segundo hogar para mí", contó Iglesias en una entrevista en España.

A partir de ese día del accidente, le puso fin a su carrera en el futbol y fortuitamente germinó el comienzo de una exitosa profesión a nivel mundial.

Uno de sus médicos le regaló una guitarra para entretenerse en el año que pasó postrado en la cama. Julio, que veía a su corta edad con frustración cómo la vida le arrebataba sus sueños del momento, encontró a través de los acordes y de su inspiración un nuevo estilo de vida.

Su situación le hizo componer la canción "La vida sigue igual", que se convirtió en uno de sus primeros éxitos y años después fue llevada al cine para contar su historia en esa película que tiene el mismo título.

Sus melodías y su voz lo convirtieron en uno de los artistas más reconocidos del planeta, y en el cantante con más discos grabados en distintos idiomas: español, alemán, inglés, francés, portugués, italiano, japonés y tagalo.

"Alguna vez he soñado con que era yo el portero del Real Madrid, pero viendo las hazañas de Miguel Ángel o Mariano García Remón, o del resto de los guardametas de la Liga, creo que nunca hubiese llegado a ser tan bueno", reconoció años después.

Actualmente, las credenciales del juvenil Julio Iglesias en el Real Madrid son exhibidas en el museo del equipo blanco.

El futbol perdió a un portero, pero el mundo ganó a un artista.

¡Y lo sabéis!

 
 
Mail: san.cadilla@mural.com.mx
 
Twitter: @SanCadilla
 
 
 
 


FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS