Más de Mural
Frena Padilla regreso a clases por motivos políticos.- AMLO
¿Cuál sería la sanción para Checo si cambia de motor?
'Truena', otra vez, plataforma de citas para verificación
Mantiene UdeG decisión: Regreso a clases será virtual
Sorprende la actriz Vanessa Guzmán como fisicoculturista
Ellos tienen las pensiones más 'fifís' del Ipejal
Sube detección de positivos de Covid en el aeropuerto
CÚPULA: La hace larga
Cuando ardió la Zona Valles de Tlajomulco
¿Cómo terminaron los motores de Red Bull tras Hungría?
5 personajes icónicos de la publicidad
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Internacional?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Señalan que a edificio de Miami le faltaba acero de refuerzo

ico_clock
05 min 00 seg
James Glanz, Mike Baker and Anjali Singhvi / The NYT News Service

Expertos en ingeniería que visitaron o examinaron fotos de los restos del complejo de condominios Champlain Towers South en Surfside, Florida, han señalado una posible falla en su construcción: los lugares críticos cerca de la base del edificio parecían tener menos refuerzo de acero de lo requerido en los planos originales del proyecto.

La observación, el primer análisis tras el derumbe, apunta a un potencial problema en la calidad de la construcción del edificio de 13 pisos que se derrumbó el jueves pasado. Hasta ahora se han recuperado 24 cadáveres de entre los escombros y hay una lista de 124 desaparecidos.

Contactada por teléfono, Allyn Kilsheimer, una experta en ingeniería forense contratada por la ciudad de Surfside para investigar el colapso, dijo que la investigación aún se encontraba en sus primeras etapas. Pero confirmó que había indicios de que la cantidad de acero utilizada para conectar las losas de hormigón debajo de una plataforma del estacionamiento a las columnas verticales del edificio podría ser menor de lo que especificaban los planos iniciales del proyecto.

"Es posible que las barras no estén dispuestas como lo exigen los dibujos originales", dijo Kilsheimer en entrevista. Afirmó que sería necesario inspeccionar los escombros más de cerca para determinar si, en efecto, las conexiones de losa a la columna contenían menos acero de lo esperado.

R. Shankar Nair, miembro de la Academia Nacional de Ingeniería y ex presidente del Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano, fue otro de los ingenieros que revisaron fotografías y notaron inconsistencias entre el diseño y el acero que estaba visible en las columnas.

La investigación del colapso podría llevar meses, por lo que estas observaciones preliminares y los hallazgos podrían cambiar. Algunos ingenieros dijeron que el posible déficit de varillas de acero en la parte relativamente pequeña del edificio que habían examinado no debería verse como una causa del colapso, pero podría haber sido uno de los varios factores que permitieron que lo que inició el problema se convirtiera en una falla catastrófica.

Al plantear cuestionamientos sobre la cantidad de reforzamiento de acero en el edificio, los ingenieros señalaron tres columnas dañadas en una sección occidental del complejo que permanece en pie.

Esas columnas eran parte de una plataforma exterior que servía como un área de estacionamiento en la planta baja junto a un patio de piscina. Este es un punto de interés clave, debido a que al menos dos testigos han dicho que vieron colapsar una parte de la plataforma unos minutos antes de que el edificio se derrumbara.

Los planos originales de la torre de 1979, proporcionados por el Ayuntamiento de Surfside y revisados por ingenieros estructurales y por The New York Times, indican que las columnas verticales en muchas partes del edificio darían una conexión estructural crítica con las losas horizontales, incrustadas con ocho varillas de acero de refuerzo, cuatro en una dirección, cuatro en la otra, cerca de la parte superior de las losas. Sin embargo, algunas varillas en el área del estacionamiento quedaron expuestas luego de que la losa de la plataforma se colapsara, lo que dejó ver que había menos varillas de lo planteado en los planos.

En la mayoría de las caras de la losa expuesta, sólo se pueden ver dos piezas de las varillas, la mitad de lo esperado. En otro lado se pueden ver tres varillas.

El concreto puede soportar el peso de altos edificios solamente cuando está reforzado con acero. El concreto es un material fuerte "en compresión" para soportar peso encima de él, según los ingenieros. Pero resulta mucho menos eficaz "en tensión", cuando las fuerzas tienden a separar el concreto. Los expertos afirman que el acero incrustado ayuda a resistir la tensión. Los cálculos de diseño, respaldados por lineamientos de construcción, especifican cuánto acero se necesita para un edificio, según su tamaño y otras características, añadieron.

Los investigadores, sin embargo, advierten que será necesario examinar más a fondo los componentes del edificio para descartar la posibilidad de que sí hubiera varillas de refuerzo adicionales, y que no sean visibles porque se rompieron por el colapso. Nair y otros ingenieros dijeron que también era posible que algunas varillas hubieran sido colocadas muy cerca de los bordes de las columnas y dejaran poco o ningún rastro de que estuvieran ahí.

John Pistorino, un consultor de ingeniería del área de Miami que ha trabajado en la industria por décadas, dijo que generalmente un inspector de construcción del Gobierno, o alguien contratado por el constructor, habría revisado que se colocara el acero antes de verter el concreto.

A partir de los registros disponibles, no estaba claro si el diseño original del edificio cumplía o excedía los lineamientos de construcción en el momento de la edificación en 1981. Desde entonces, la mayoría de los códigos en todo el país se han fortalecido, requiriendo más acero.

En Florida, los estándares se reforzaron en la década de 1980, luego de que colapsara un edificio en construcción en Cocoa Beach, cerca de Orlando. Ahora, se requiere la contratación de un inspector independiente para altos edificios.

El desarrollo del proyecto Champlain Towers South fue dirigido por Nattel Construction, una empresa que ha estado extinta desde hace 20 años. El líder de la compañía, Nathan Reiber, murió en 2014.

En los últimos años, el Champlain Towers South estaba señalado para reparaciones extensas, luego de un informe de ingeniería de 2018 que identificó acero oxidado, concreto desmoronado y un diseño defectuoso de la plataforma de la piscina.

Según los ingenieros, parecía poco probable que el tener menos varillas de acero desencadenara por sí solo el colapso, incluso con el deterioro de los años.

Eventualmente, se analizará el concreto y el acero, dijo Kilsheimer, y los investigadores tendrán que ir bajo tierra para examinar el suelo e investigar el área con perforaciones. Luego, harán modelos por computadores y reconstruirán los componentes recuperados de los escombros en una instalación fuera del sitio.

Este artículo apareció originalmente en The New York Times .
Hora de publicación: 15:37 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS