Recibe en tu email las próximas
columnas de Enrique Lendo
1 mes
2 meses
3 meses

Transición financiera



OPINIÓN INVITADA / Enrique Lendo
en MURAL


El viernes pasado la temperatura en el Valle de la Muerte, California, alcanzó 54.4 °C, igualando el récord más elevado en el planeta desde 1931. En México, este año las sequías en 80% del territorio derivaron en escasez de productos agropecuarios e incremento de precios. El Banco de México intervino aumentando la tasa de interés para contener la inflación y reconoció los impactos potenciales de los efectos climáticos en la estabilidad económica.

No hay duda de que los impactos de fenómenos climáticos serán cada vez más frecuentes e intensos y sus afectaciones no se limitarán a localidades y regiones específicas. Estamos viviendo un momento histórico en el que el riesgo climático comienza a ser un referente para las decisiones de gobiernos, empresas y mercados de capital. De acuerdo con Swiss Re, bajo la tendencia actual, los impactos económicos del cambio climático podrían alcanzar 23 billones de dólares en 2050, equivalente a una contracción de 14% del PIB global, con México destacando entre los países afectados por su alta vulnerabilidad.

Los mercados de capital reaccionan al riesgo climático penalizando los activos con mayor huella de carbono y premiando proyectos y tecnologías limpias. De forma inédita, la última semana de mayo atestiguamos cómo los ciudadanos e inversionistas influyen en las decisiones de las grandes empresas petroleras. En La Haya, una Corte de Circuito ordenó a Shell reducir sus emisiones de CO2 en 45% al 2030, mientras que, en Texas, los inversionistas demandaron a Exxon Mobil y Chevron un mayor compromiso con la descarbonización. Los ciudadanos seguirán exigiendo mayor responsabilidad a través de procesos electorales, marchas, redes sociales y ahora también procesos judiciales porque ven en el cambio climático una amenaza para su futuro. Los inversionistas utilizarán las juntas de consejo, las cartas a los administradores de activos y las decisiones sobre sus portafolios para reducir el riesgo asociado a impactos ambientales y climáticos.

La transición a economías de cero emisiones también ofrece un enorme potencial de negocio, empleo y desarrollo. De acuerdo con los nuevos escenarios de la Agencia Internacional de Energía, el margen para alcanzar una economía neutra en carbono a mediados de siglo es estrecho pero factible. Entre otras medidas, implicará detener hoy la explotación de petróleo, electrificar el transporte y cuadruplicar la capacidad de energía solar y eólica al 2030. Probablemente el reto más importante sea el financiero. La transición requiere más de 5 billones de dólares anuales de inversión en energía limpia, pero podría derivar en 30 millones de empleos adicionales al 2030 y un estímulo al PIB global de 0.4% al año.

En los mercados de capital las noticias son alentadoras. El financiamiento sostenible ha dejado de ser un segmento de nicho y comienza a generar tracción en los inversionistas. Los activos y fondos de inversión asociados parcialmente a objetivos ambientales alcanzaron 2 billones de dólares en el primer cuarto del año, triplicando su participación en relación con 2019. Diariamente se emiten 5 mil millones de dólares de bonos y préstamos verdes. Según BlackRock, la transición energética representa una oportunidad de negocio de 50 billones de dólares en las siguientes dos décadas.

Sin embargo, esta transición deberá avanzar de forma acelerada para cumplir con el Acuerdo de París. En el ámbito financiero, los gobiernos empiezan a inducir en la oferta de activos más limpios a través de las políticas fiscal y monetaria. La semana pasada, México emitió su segundo Bono Soberano alineado a los ODS y nuestros reguladores financieros se unen a la tendencia de evaluar el impacto del riesgo climático en la estabilidad financiera. La transición a economías de cero emisiones ya no es sólo un asunto de responsabilidad, es un imperativo de desarrollo.

-----
El autor es ex negociador del gobierno de México en foros internacionales y experto en temas económicos y de desarrollo sustentable. @EnriqueLendo


FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS