Más de OPINIÓN
Recibe en tu email las próximas
columnas de Jorge A. Meléndez Ruiz
1 mes
2 meses
3 meses

Ya ganaron... ¿y ahora?



BENCHMARK / Jorge A. Meléndez Ruiz
en MURAL

ico_clock
4 min


"Tras 90 días, quiero que el equipo se pregunte cómo pudo sobrevivir sin mí antes de llegar".

Sabias palabras de Joel Peterson, profesor de Stanford y presidente del Consejo de Jet Blue (relee "¡No contrate burros!").

En cualquier trabajo, los primeros 3 meses son claves para el empleado y para la organización. Igualito en la política. Buen tema, pues recién contratamos gobernadores, alcaldes y legisladores.

Y ante tanto hartazgo y campañas huecas, los "nuevos" enfrentarán gran escepticismo. De entrada, no les creemos nada.

¿Qué pueden aprender nuestros grillos de los negocios? Veamos primero los consejos de Peterson, iniciando con lo que debe hacer la empresa para que un nuevo empleado arranque bien:
 
1. Involucrar al equipo. Cobijar y apoyar al novato.

2. Tener paciencia. Acoplamiento y entendimiento antes de exigir.

3. Claridad. Sobre rol, responsabilidades y objetivos de corto plazo.

4. Retroalimentar desde el inicio. Es vital, porque el nuevo miembro aún no se aclimata.

5. Demostrar más que hablar. El nuevo aprenderá más de lo que vea que de lo que oiga. Hechos, no rollos.

Pasemos a consejos para el empleado con dos perspectivas. Primero, la de Peterson:
 
a) Construye relaciones. Con todos, pero sobre todo con tu jefe. Demuestra interés con hechos; no palabras.

b) Sé prudente en tus críticas. Entiende antes de actuar. Paciencia.

c) Aprende. Sé como esponja, absorbe procesos, estilos, reglas no escritas, etc.

d) Busca contribuciones "facilitas". Algo en lo que puedas dejar huella rápido. Tu perspectiva fresca le ayudará a identificar oportunidades.

e) Da crédito en las victorias, asume el costo en las derrotas. Clave si el puesto involucra manejo de gente.

Veamos ahora 10 consejos para el nuevo empleado de Michael Watkins, autor del libro "Los primeros 90 días" (tomados del Globe and Mail):
 
- Prepárate, haz la tarea. Mentalmente y con información.

- Acelera tu aprendizaje. Atento y alerta.

- Adapta tu estrategia a la situación.

- Empata tu estrategia con la de la empresa.

- Construye tu equipo. Evalúa y ajusta.

- Crea coaliciones y alianzas.

- Mantén el balance y siempre haz juicios razonados.

- Acelera a todos. Que tu equipo triunfe contigo.

Excelentes consejos que espero te sirvan en tu empresa. ¿Cómo los adaptamos para nuestros políticos?

Primero, nosotros somos la "empresa". Si nosotros los contratamos, debemos de seguir involucrándonos. Dar retroalimentación constante. Y si los nuevos resultan "pan con lo mismo", desde el inicio exigirles.

Políticos, tomen los consejos del empleado. Y, OJO, los "triunfos rápidos" son de la ciudadanía. Ah, y su relación más importante es con sus jefes: nosotros.

¡Están para servirnos y no a sus cuates o sus jefes en los partidos!

Finalmente, futuros servidores apunten un consejo para todo su periodo: lo más importante para dar resultados será la ejecución. No son sus "qué", sino sus "cómo".

Aquí les van cuatro consejos del libro "Las 4 disciplinas de la ejecución", de McChesney, Covey y Hurling (tomadas del consultor Dan Schawbel):
 
1. Enfoque. Resultados extraordinarios requieren claridad sobre lo que importa más. Ordenar, jerarquizar, elegir. Decir "no" a ideas y proyectos. Sin enfoque, la ejecución no funciona.

2. Apalancamiento. Así como las palancas incrementan la fuerza física, también funcionan en los negocios. Cada vez hay menos recursos (humanos, monetarios) y las tareas son más grandes. Potenciar lo disponible.

3. Compromiso. La autoridad no es suficiente. La orden no alcanza. Las grandes tareas requieren pasión. Seguir al líder. Ir más allá de la orden.

4. Responsabilidad y rendición de cuentas. En inglés, "accountability". Mediciones precisas y frecuentes para ver avance, pero sobre todo para identificar obstáculos.

Recuerden: la ejecución es trabajo sucio. Conlleva sudor y lágrimas. Avanzar, medir, ajustar y seguirle. Ir de pequeña meta a pequeña meta... hasta que se llega al objetivo.

Políticos, pues ya saben: si quieren que nos preguntemos "cómo pudimos sobrevivir sin ustedes", la receta es fácil: ejecución precisa de objetivos que nos beneficien a nosotros.

¿De acuerdo?

 
 
EN POCAS PALABRAS...

 
"Pequeñas oportunidades son el inicio de grandes empresas".

Demóstenes
 
 
 
benchmark@mural.com.mx
 
Twitter: @jorgemelendez
 
 

PODCAST:

Ya ganaron... ¿y ahora?
 


FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS

MÁS DE BENCHMARK / Jorge A. Meléndez Ruiz

Jorge A. Meléndez Ruiz
Genialidad
Jorge A. Meléndez Ruiz
Preparar el steak
Jorge A. Meléndez Ruiz
Fórmulas
Jorge A. Meléndez Ruiz
¿Por qué no hiciste nada?
Jorge A. Meléndez Ruiz
Covid, ¿virus de laboratorio?
Jorge A. Meléndez Ruiz
Aspirar para mejorar
Jorge A. Meléndez Ruiz
De Vitacilina y otros menjurjes
Jorge A. Meléndez Ruiz
Soleado, con riesgo de tormentas
Jorge A. Meléndez Ruiz
Votar encabritado
Jorge A. Meléndez Ruiz
¿El mejor negocio del mundo?
Jorge A. Meléndez Ruiz
La era del ladrido
Jorge A. Meléndez Ruiz
Mal administrar
Jorge A. Meléndez Ruiz
Competir para innovar
Jorge A. Meléndez Ruiz
Neziak
Jorge A. Meléndez Ruiz
Des-aprender
Jorge A. Meléndez Ruiz
(mucho) Menos con menos
Jorge A. Meléndez Ruiz
La última carta de Bezos
Jorge A. Meléndez Ruiz
'Educando' a la 4T